LaMarquesina
                       
El criticón Xtreme Cinemas

La ladrona de libros

 

Por: Víctor Tostado

La ladrona de libros

 

Novela llevada a la pantalla bajo la tutela del director Brian Percival, desarrolla una historia en la Alemania de los años 30`s , un Alemania en guerra, en transición, en dolor y en medio de este ambiente del Holocausto; nos regala una historia de amor, de esperanza, de amistad; nos demuestra que lejos de todo lo que pudiera ocurrir durante la Segunda Guerra mundial, emergen historias con gran dosis de humanidad capaz de contarse en los peores escenarios de la historia universal.

La ladrona de libros nos cuenta la historia de Liesel, una niña de 9 años que es adoptada por una familia un poco inusual en Alemania, su vida cambia desde el momento que llega con ellos, en el transcurso del abandono de su madre y de la muerte de su hermano menor, Liesel se enfrenta a una nueva vida  bajo el  régimen de un madrastra fría, seca, enojona y altanera, y a su vez con un padre bondadoso, bonachón, amoroso y cómplice, ya que él le enseña a leer, le muestra las virtudes de las letras, y logra sumergirla  a un mundo diferente y fuera del que ellos le ofrecen.


Max, joven judío que llega a casa de este matrimonio a esconderse de las persecuciones de los nazis, entabla una estrecha relación con Liesel y le demuestra la libertad de pensamiento, de ideas, de sueños. Max es la hoja en blanco donde se tendrá que escribir la historia de esta ladrona de libros, un nicho de inteligencia y muestra de amor  hacia sus padres adoptivos, un amor fraternal en tiempos donde solo el olor a muerte prevalecía.

Rudy, personaje que se lleva la historia, ¡qué manera de amar!, de ser incondicional, de llegar al final para sólo demostrar el amor real, transparente que se respira a cada paso con la chica de la que se enamora, el fiel acompañante durante toda la historia de Liesel.


Mención a parte merece la narración con que cuenta la película, los escenarios que nos presentan y lo sublime que puede ser la vida misma, contándolo desde el punto de vista de la muerte.

Así es como La Ladrona de Libros es un buen film, un tanto dramático y tremendamente sentimental, el manejo de la dirección con los personajes en especial de Liesel y Rudy es soberbio y, respaldado con las actuaciones de Geoffrey Rush y Emily Watson, lo hace aún mayor. Una película recomendable, entretenida, con un buen mensaje sin la mayor complejidad de una historia contada a partir de la desgracia de una pequeña “ladrona de libros”.


La Ladrona de Libros:  Novela de Markus  Zusak, ganadora del premio Michael L. Printz en el año 2007.  

     
  Regresar al menú.